Siguiendo con la serie de artículos que viene publicando el suplemento Negocios de EL PAÍS sobre las grandes crisis que ha padecido la economía española, el de esta semana corresponde a la Gran Depresión y a sus efectos sobre la coyuntura histórica del momento. Según las tesis del autor, Francisco Comín, la crisis afectó a España con menos intensidad que a los países industrializados pero no por ello dejó de provocar cambios políticos e inestabilidad social. De hecho los problemas económicos contribuyeron a la caída de la dictadura de Primo de Rivera y a la implantación de la República; los gobiernos republicanos aplicaron las mismas recetas que en el resto de Europa y, desde luego, no fueron los causantes de la crisis.

La Gran Depresiónhttp://www.scribd.com/embeds/79755775/content?start_page=1&view_mode=list&access_key=key-3bstxtzm8b689n8vds3 (