La Constitución de 1931

Al iniciarse la Segunda República era evidente la necesidad de elaborar una nueva constitución que sirviese de eje legal del nuevo régimen político. En las Cortes constituyentes hubo una mayoría clara de las fuerzas de centro-izquierda (republicanos y socialistas) que redactó una Constitución claramente progresista, muy avanzada en algunos aspectos. Por esa misma razón la derecha no la aceptó y, en cuanto llegó al poder, intentó reformarla.
En este mapa conceptual puedes ver reflejados sus principales rasgos:

Esta entrada fue publicada en Historia de España y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s