El culto a la personalidad bajo el franquismo

Uno de los rasgos distintivos del régimen franquista fue el culto a la personalidad que se dispensó a la figura de Francisco Franco. Se trata de un elemento definitorio de todos los regímenes políticos totalitarios; la exaltación irracional del líder, el afán por controlar todas las facetas de la vida de los individuos y la manipulación de la información para favorecer los intereses políticos e ideológicos de los gobernantes forman parte de la naturaleza del totalitarismo.
Esta política se basó en la utilización de un importante aparato publicitario -periódicos, radios, documentales (NODO),…- y en la coacción. Como instrumento de manipulación informativa, el NODO, un documental de noticias de visionado obligatorio en todas las sesiones cinematográficas de España, servía para para difundir una visión idílica de la sociedad del momento y para exaltar la figura de Franco, presentado como un héroe militar y como un dirigente político excepcional.
Estos documentales informativos son, por tanto, un buen ejemplo de la manipulación informativa y del culto a la personalidad propios del franquismo pero también se han convertido en una importante fuente histórica para acercarnos a aquella etapa de nuestra historia. A continuación puedes ver una muestra del NODO.

Esta entrada fue publicada en Historia de España y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s