La guerra de las Malvinas

¿Qué fue?.
La Guerra de las Malvinas (o Falklands en inglés) fue un conflicto bélico que enfrentó, entre los meses de abril y junio de 1982, a Argentina con Gran Bretaña. La guerra se desarrolló en tres archipiélagos –Malvinas, Georgia de Sur y Sandwich del Sur– situados en el Atlántico sur.

war_of_atlantic_map_-_Busca.png

Archipiélagos en disputa. Fuente: http://www.navegar-es-preciso.com

El conflicto bélico se originó cuando Argentina intentó recuperar mediante la fuerza militar la soberanía de las islas, ocupadas por Gran Bretaña en 1833, y que el país latinoamericano considera parte de su territorio nacional. Para Naciones Unidas se trata de un territorio en litigio, administrado por Gran Bretaña.

Causas.
A principios de la década de los ochenta, la economía de la Argentina mostraba inequívocos síntomas de crisis –inflación elevada, recesión, endeudamiento, etc.–. Todo ello provocaba la pauperización de las clases medias y en el crecimiento de la pobreza de las clases populares, lo que se traducía en el aumento del malestar social. En el aspecto político, Argentina se hallaba gobernada por una dictadura militar encabezada por una Junta compuesta por el general Leopoldo Galtieri, el almirante Jorge Anaya y el brigadier Basilio Lami. Las Fuerzas Armadas se habían hecho con el poder en marzo de 1976 mediante un golpe de Estado. Desde entonces una Junta formada por los comandantes de las tres armas –tierra, mar y aire– dirigía el país. Este gobierno se autodenominó, de forma rimbombante, Proceso de Reorganización Nacional.

A partir de 1981, la crisis social ya señalada comenzaba a erosionar el régimen mientras que las crecientes protestas y denuncias por el tema de los desaparecidos, del conculcamiento de los Derechos Humanos y de la falta de democracia deslegitimaban cada vez más a la dictadura.

Tercera Junta Militar: Anaya, Galtieri y Lami. Fuente: http://www.argnoticias.com/

En este punto, la Junta se planteó un plan de ataque a los archipiélagos antes citados –la denominada Operación Rosario–. Aparte de los objetivos militares de recuperación de la soberanía, los militares actuaron convencidos también de que el conflicto desviaría la atención de los argentinos de los problemas sociales y políticos para centrarla en el tema patriótico. El enfrentamiento se planificó a partir de algunas premisas que después se mostraron falsas: que Gran Bretaña no respondería militarmente y que Estados Unidos se mantendría neutral o acabaría apoyando a Argentina.

Aparte del rédito político que la Junta podía sacar al conflicto también existieron razones de tipo económico y geoestratégico. Las Malvinas se encuentran encima de una plataforma marina rica en pesca y con posibles yacimientos de petróleo. Su cercanía a la Antártida  podría ser, igualmente, un factor favorable para la adquisición de futuros derechos sobre este continente. Los archipiélagos se sitúan, además, en una posición clave para controlar el tráfico marítimo del Atlántico sur.

Desarrollo.
El inicio de la tensión entre ambos países surgió el 19 de marzo de 1982 cuando un grupo de trabajadores argentinos que se hallaban, previo acuerdo con Gran Bretaña, en la isla de San Pedro (Georgias del Sur) izaron una bandera argentina. La marina británica envió un buque a las Georgias lo que provocó, a su vez, que desembarcara en la isla un pequeño contingente militar argentino. Ante esta situación la Junta decidió adelantar los planes de ocupación que tenía previstos para coger desprevenidos a los británicos. La fecha del ataque a la isla Gran Malvina se fijó para el 2 de abril.

Los intentos previos de mediación norteamericana y de la ONU fueron infructuosos pero de ellos se derivó la decisión de Donald Reagan de que, en caso de conflicto, ayudaría a Gran Bretaña.

Un poco antes del 2 de abril una importante fuerza naval argentina se dirigió hacia las islas Malvinas –esta fuerza estaba formada por dos destructores, dos corbetas (todos los buques contaban con misiles antibuque), un submarino, un rompehielos y dos buques de transporte–. El día 2 las tropas argentinas desembarcaron en Port Stanley (rebautizado Puerto Argentino), que era la capital de las Malvinas. En esos momentos la ventaja militar y naval argentina era enorme, pues Gran Bretaña solamente disponía de un buque para defender los archipiélagos –el HMS Endurance, un rompehielos– y la guarnición británica era muy reducida. Las distancias eran otro factor que, en principio, favorecía a Argentina; Gran Bretaña se hallaba a más de 12.000 kilómetros de distancia mientras que solamente 464 kilómetros separaban la Patagonia argentina de las costas de las islas Malvinas.

Islas Malvinas. Fuente: Wikipedia

De inmediato Gran Bretaña jugó sus cartas diplomáticas y logró que el Consejo de Seguridad de la ONU aprobara una resolución que exigía el cese de hostilidades y la retirada argentina. Otros países también mostraron su apoyo a Gran Bretaña –la Comunidad Económica Europea, la Commonwealth, y también Chile, entonces enfrentado a Argentina por una disputa territorial en el canal de Beagle y, desde luego, Estados Unidos –. Este último llegó a proporcionarles una importante ayuda militar tanto en forma de inteligencia y tecnología de comunicaciones, a través de sus satélites militares, como de armamento pues puso a disposición de los británicos novedosos modelos de misiles –Sidewinder (aire-aire), Stinger (tierra-aire),…–.

La posición española fue ambigua: se abstuvo en la resolución del Consejo de Seguridad ya que España siempre había apoyado a Argentina en su reclamación de las islas y denunciado su situación claramente colonial, pero tampoco era el deseo del gobierno español enfrentarse diplomáticamente a los países de la CEE, a la que se pretendía acceder en esos años, ni a la OTAN, a la que se adhirió el 29 de mayo de 1982.

Argentina, por su parte, recibió el apoyo de la mayoría de países latinoamericanos, algunos de los cuales le facilitaron armamento de diverso tipo –Perú, Venezuela, Brasil, …– y otros información de inteligencia –Uruguay, Cuba, etc.–. La URSS también le facilitó información y equipos de comunicaciones.

El día 3 de abril Thatcher ordenaba el envío de una flota de guerra, una parte de la cual partió de Gibraltar, con el objetivo de recuperar las islas, . El núcleo principal de la flota estaba formado por dos portaaviones que transportaban unos 20 cazambombarderos Harrier de despegue vertical y casi una treintena de helicópteros. El grupo de escolta estaba formado por cinco destructores y cinco fragatas. A ellos se sumó también un grupo anfibio compuesto por unidades militares y civiles que fue vital para mantener una logística de aprovisionamiento a tanta distancia de Gran Bretaña. Previamente, cinco submarinos, cuatro de ellos nucleares, habían tomado posiciones para vigilar a la flota argentina. Su primer objetivo era crear una zona de exclusión en torno a las islas mediante un bloqueo naval.

Ruta de la Armada británica. Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Guerra_de_las_Malvinas

A finales de abril el grueso de la flota británica ya estaba en el escenario de guerra y comenzaron los primeros enfrentamientos. Pero la guerra no comenzó realmente hasta el 1 de mayo, aunque nunca hubo una declaración formal de guerra por ninguna de las dos partes. El hecho más significativo de estos primeros días fue el hundimiento del crucero argentino ARA General Belgrano por un submarino británico, ataque en el que perecieron más de 300 marineros. Dos días después aviones argentinos hundieron el destructor británico Sheffield causando 20 muertos y 63 heridos. La superioridad de la flota británica se contrarrestó en esta primera etapa con los ataques de la fuerza aérea argentina que logró hundir 11 navíos enemigos.

Incendio del destructor británico HMS Sheffield. Fuente: http://www.abc.es

Las tropas británicas recuperan pronto las islas Georgias del Sur e iniciaron intensos bombardeos navales y aéreos sobre las Malvinas pero sus intentos de desembarco fracasaron hasta principios de junio, a partir de entonces los combates terrestres se intensificaron. Tras unos días de duros enfrentamientos las tropas argentinas acabaron rindiéndose el 14 de junio de 1982.

Consecuencias.
Una de las consecuencias positivas de la guerra fue el descrédito de la Junta Militar y la apertura del camino hacia la democracia en Argentina. El general Galtieri tuvo que dimitir y su sucesor en la Junta, Bignone, restableció lo partidos políticos y convocó elecciones. Junto a las imágenes de las víctimas y de los prisioneros argentinos, la divulgación de los maltratos que los oficiales infringieron a la tropa –jóvenes soldados no profesionales–  hundieron el escaso apoyo que aún conservaba la Junta.

Columna de prisioneros argentinos en las Malvinas. Fuente: https://es.pinterest.com/source/rionegro.com.ar

Argentina, a partir de entonces, dio prioridad en sus relaciones internacionales a los vínculos pon los países latinoamericanos. De ahí, por ejemplo, surgieron los crecientes lazos con Brasil que acabarían desembocando en la creación de Mercosur. Las relaciones con Estados Unidos se enfriaron pero el gobierno de Carlos Menem (1989-1999) las volvió a recuperar.

En el Reino Unido, la popularidad de Margaret Thatcher se disparó y, como ya se sabe que no hay mejor cosa para ganar unas elecciones que una guerra ganada, ella y el partido Conservador ganaron las elecciones generales de 1983 con mayoría absoluta.

La guerra fue un conflicto de índole colonial que afectó a países de la órbita occidental, lejos por tanto de los parámetros de la Guerra Fría que fue el contexto en el que se produjo. Su misma naturaleza colonial demostraba la anacronía del conflicto; finiquitado ya el proceso de descolonización que caracterizó las décadas de los sesenta y setenta, la fuerza y el prestigio de la idea descolonizadora iba perdiendo intensidad y se mostraba complicada de aplicar allá donde existía población, por pequeña que fuese, que fiel a su procedencia se negaba en redondo a desvincularse de su metrópoli.

Había quedado clara la superioridad naval británica frente a la potencia militar argentina pero sus elevadas pérdidas –las mayores desde la IIª Guerra Mundial– indicaron que su poderío distaba bastante del propio de una gran potencia, dejando aparte su poder nuclear. Sin la ayuda estadounidense su victoria hubiese sido aún más difícil o imposible en un escenario tan alejado de sus costas.

Por su lado, los Estados Unidos mostraron su preferencia por el aliado europeo y la OTAN frente al aliado latinoamericano y el TIAR (Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca), lo que indicaba que su interés estratégico priorizaba sus relaciones con Gran Bretaña o, si se prefiere, que Europa era un marco más prioritario que Latinoamérica.

Bibliografía.

Cué, C. E. (2016). La guerra de Malvinas. Recuperado 15 de abril de 2017, a partir de http://aniversario.elpais.com/guerra-las-malvinas/

Deustua, A. (s. f.). Consecuencias de la guerra de las Malvinas. Recuperado 15 de abril de 2017, a partir de http://www.contexto.org/docs/2007/edit445.html

Fontana, J. (2011). Por el bien del imperio. Barcelona: Ediciones de Pasado y Presente.

Gon. (2016). La Guerra de las Malvinas. Recuperado 15 de abril de 2017, a partir de http://sobrehistoria.com/la-guerra-de-las-malvinas/

Graham-Yool, A. (2007). La guerra de las Malvinas según un corresponsal inglés. Buenos Aires: Editorial Marea.

Guerra de las Malvinas. (2017, abril 15). En Wikipedia, la enciclopedia libre. Recuperado a partir de https://es.wikipedia.org/

Sánchez, J. (2012). Malvinas: la Task force británica. RevistaNaval.com. Recuperado 15 de abril de 2017, a partir de http://www.revistanaval.com/noticia/20120514-110010-malvinas-30-anos-despues-3/

Esta entrada fue publicada en Historia Contemporánea y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s